recomendaciones

Docencia de la Formación profesional para Empleo

Docencia de la Formación profesional para Empleo 1140 760 Cathaysa López

Europa entró pisando fuerte en la economía y la política a mitad del siglo pasado, y poco después, en educación y la formación. Desde que se unificaron los niveles educativos europeos con el Marco Europeo de las Cualificaciones profesionales (2008-2010), la docencia también sucumbió.

Para ser profesor en enseñanzas medias, formación profesional y superiores se exige ahora el Máster del Profesorado (antiguo CAP). Mientras tanto, se regularizó la docencia en la Formación para el Empleo a través del Certificado de Docencia de Formación para el Empleo (2011- 2013).

¿Entonces qué es?

Es un certificado de profesionalidad por el que se te acredita como Formador·a de algún otro certificado de profesionalidad relacionado con tu formación previa y experiencia en la Formación para el Empleo. Esta parte de la formación profesional está desarrollada el Ministerio de Trabajo en conjunto con las Comunidades Autónomas basándose en las necesidades productivas del mercado de trabajo.

¿Cómo puedes hacer este certificado?

En mi caso, me inscribí en la formación a través de la app del Servicio Canario de Empleo. Si vives en otra Comunidad o ciudad autónoma contacta con el servicio de empleo y formación para el empleo correspondiente. En Canarias, puedes hacerlo presencialmente, por teléfono o mediante la app del SCE.

Es un certificado bastante demandado y, por lo tanto, requiere postular a todas las posibles academias que lo oferten. Lo cierto es que fui muy afortunada porque fui aceptada en la más cercana a mi casa y además con muy buenas referencias.

En principio, me citaron a una reunión en grupo en la que realizamos una prueba tipo test y, posteriormente, hubo una entrevista personal. Tras una semana de incertidumbre, empecé el curso.

¿Qué aprendes con este certificado?

El contenido del certificado puede dividirse en programación y creación de acciones formativas, planificación y evaluación de las mismas. Todo lo necesario para llevar a buen término las acciones formativas para el empleo exigidas por los servicios de empleo autonómicos y el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE).

Lo lógico es que trabajes sobre un certificado profesional de tu sector, es decir, las actividades que realizas a medida que avanzas el curso las hagas sobre un certificado del que luego podrás ser docente. Es importante comprobar qué requisitos exige cada certificado para dar clases, además de este certificado de docencia, como son los años acreditados de experiencia o el nivel de idiomas.

Aprende a ser docente desde tu sector profesional

Dinamización comunitaria es el certificado profesional sobre el que elaboro todas las acciones formativas que desarrollo. Forma parte de la familia profesional de Servicios sociocomunitarios y a la comunidad.

Lo cierto es que dinamizar es parte de lo que he hecho desde que tenía 16 años. En ese momento no sabía qué era, ahora lo redescubro. Lo más importante es nunca he dejado de animar mi entorno y ser parte de alguna organización o asociación dedicada a dar vida a la comunidad. 

Desde el comienzo del curso de Docencia he ido realizando diferentes actividades sobre la dinamización comunitaria, mientras que mis compañeras y compañeros de clase lo hacían sobre otros relacionados con sus respectivos sectores. Ha sido interesante y enriquecedor desde el principio porque hemos conformado un grupo variopinto y multidisciplinar en el que aprendemos mucho más que si fuésemos todos de la misma profesión.

Aquí tienes algunos ejemplos de las actividades que hemos hecho en clase:

  • Actividades de diseño gráfico (crear carteles con herramientas de diseño online)
  • Formularios (fichas de actividad, cuestionarios de calidad educativa)
  • Presentaciones multimedias (de introducción al certificado, de explicación de las unidades de aprendizaje)
  • Tareas colaborativas (elaboración de ejercicios o presentaciones grupales, participar en foros y chat de grupo, crear un glosario colectivo)

Mi experiencia de aprendizaje: buen rollismo y confinamiento

Desde el principio se creó un buen de equipo de trabajo en clase. Diferentes profesionales y con muchísimas ganas de aprender y pasarlo bien.

La rutina alegre de clase hacía que los formularios oficiales, llamados Anexos– necesarios para programar, planificar- no parecieran mortales. Sin embargo, en medio de todo esto surgió la situación de confinamiento total asociada al Covid19; lo que ha forzado a docentes y alumnado adaptarse a los tiempos de la era digital, con medios como Moodle, Zoom y WhatsApp.

La docencia, en general, exige que sea presencial aunque cada vez más es necesario ser una persona creativa y gran administradora de TICs.

Ahora es curioso ver a mi hermano pequeño hacer sus trabajos mientras yo sigo las clases online. Tanto él como yo tenemos que hacer ejercicios, subirlos a la plataforma, autoevaluarnos o evaluarnos por pares, hacer videotutoriales.

Internet ha supuesto romper la barrera generacional

Siento que la enseñanza se ha democratizado, es más fácil estudiar lo que quieres, como quieres y cuando quieres. De forma instantánea y, casi gratuita, puedes acceder a cualquier información del mundo. Hay tanto que aprender que al final no te concentras en nada. Por eso estoy optando por crear cápsulas, pequeños espacios educativos basado en el enfoque de derechos humanos, dondequiera que esté la gente.

Hasta ahora eso es todo. El último módulo, de prácticas obligatorias, posiblemente se haga a través de teleformación. 

Los recursos didácticos que yo uso y te recomiendo

Ya en Francia, solía recurrir a ideas en internet para dar las clases de español hasta que aprendí a elaborar mi propio material. Entonces usaba Facebook como vía de comunicación con los estudiantes pero hoy prefiero usar otras más enfocadas a la educación y formación como Edmodo.

Considero importante contar con medios como docente para organizarse y planificar las clases así que estoy creando una nueva sección del blog, dedicado a ello.


Hasta entonces, te invito a contar con estas herramientas gratuitas que me han servido de mucho para desarrollar las clases: 

Canva, herramienta de diseño y material gráfico

→ Edmodo, plataforma de educación para escuelas

→ Google Apps:

→ Drive (almacenamiento en la nube),

→ Docs (documentos online)

→ Forms (formularios),

→ Maps (mapas),

→ Classroom (escuelas),

→ Keep (notas)

→ Kahoot, gamificación de la evaluación

→ Pixabay, banco de imágenes gratuitas

→ Zoom, videoconferencias con utilidades interesantes como compartir pantalla o levantar la mano


🌟¿Quieres un adelanto de la próxima sección del blog?🌟

» Descarga tu ficha de actividad lista para rellenar e imprimir gratis «

[wpdm_package id=’5836′]

Si ya estás pensando en hacerlo: mis consejos

Haz esta formación si: 

→ Tienes vocación por la docencia y eres buen enseñante. Ten claro que es docencia de personas adultas, exige más resistencia a la presión que a niños. También mucha creatividad y paciencia.

 Tienes experiencia suficiente, aunque esto depende de cada certificado lo mínimo exigible es de 1 año en el sector del que quieras enseñar. De media, se exigen entre 2- 3 años de experiencia acreditada por la vida laboral de la Seguridad Social.

→ Eres profesional de las profesiones recogidas en el Catálogo Nacional de las Cualificaciones Profesionales. No es obligatorio en todo los casos, hay certificados que admiten docentes de diferentes áreas pero siempre de la misma familia profesional. En el caso de docentes del certificado de Docencia, quiénes sean ya profesionales de la pedagogía y/o psicopedagogía están exentos de hacerlo para luego impartirlo. 


De momento, estoy bastante contenta con los resultados. Habrá que ver qué objetivos puedo alcanzar a largo plazo. Aún sigo aprendiendo pero admito que me encanta enseñar.

Creo que se me da bien y lo mejor es que aprendo a medida que pienso nuevas formas de sorprender a mis estudiantes. Supongo que nunca decidí estudiar Magisterio porque, entonces, tampoco me consideraba con suficiente experiencia para enseñar a otras personas. Ahora, sé que enseñar es vocación y que es una actividad bidireccional, es necesaria la voluntad de aprender y la de enseñar.

Espero que la información haya sido útil y recuerda que puedes comentar y compartir. También te animo a seguirme en redes sociales:

¡Hasta pronto! 💜 ✨

Bots y justicia

Bots y justicia 1140 760 Cathaysa López

No hace mucho tiempo veía la robótica como parte de un libro o una película de ciencia ficción. Ahora, en este momento, en el que la era digital transforma el mundo de la forma más caótica y disruptiva no es tan lejano creer que en el futuro nos dominarán las máquinas, la analogía de Matrix.

La justicia de los algoritmos ya es una realidad

A mediados de 2019, Estonia comunicó al mundo que empezaría a utilizar algoritmos para descongestionar el sistema judicial, y, meses más tarde, China también empezaba a utilizar la inteligencia artificial para deducir qué casos tenían suficiente relevancia para ser admitidos y continuar el proceso judicial.

En España, la inteligencia artificial en la justicia supone una alternativa probable dado el exceso de casos que se tramitan por la vía judicial y la alta demanda de jueces y fiscales necesario para resolver los litigios. Esta situación experimental en diferentes países hace que profesionales del derecho y expertos en inteligencia artificial comiencen a debatir aquí sobre la posibilidad de implantarse en el sistema judicial español.

Ahora bien, ¿imaginas que tu proceso judicial sea revisado por un algoritmo digital en vez de por una persona? ¿Consideras que sería más justo, más objetivo o crees que cometería los mismos fallos que una persona y sería ineficaz?


La realidad que supera la ficción

Admito que soy un poco friki de las películas futuristas y, supongo que eso, hace que no me sorprenda tanto cuando leo titulares sobre robots como estos:

El Confidencial (22 de octubre de 2019)
Un empleo particular: esta empresa te paga 115.000 euros si ‘cedes’ tu cara a un robot
La Vanguardia (7 de abril de 2020)
Una universidad de Japón celebra su graduación con robots por la pandemia de coronavirus

Por otra parte, los Estados son bastantes cautos en innovación con respecto a la robótica porque esta se desarrolla principalmente en empresas privadas. Multinacionales como Google o Amazon son conocidas por estar a la vanguardia en desarrollo e innovación de objetos autónomos que fomenten la rentabilidad de sus beneficios.

Está claro que el trasfondo del progreso en la robótica es absolutamente ético y quién sabe si en el futuro existirán las normas de robots, como así ya imaginó Isaac Asimov.

¿Quién está detrás del algoritmo de la justicia virtual?

Usar algoritmos para crear jueces virtuales que puedan decidir de forma autónoma qué procesos siguen adelante y cuáles no es un paso importante para un sistema judicial de la era digital. Pero también puede convertirse en una arma de doble filo que acentúe la discriminación de género, racial o incluso interseccional ya que existen muchas variables que son tenidas en cuenta por la justicia a la hora de incoar un proceso judicial. Es importante conocer cómo funciona el algoritmo, es decir, qué variables se incluyen; qué errores más comunes pueden darse y cómo afectarían a los casos pendientes.

Justicia preventiva: lo que aprendí de “Minority report”

He vuelto a ver Minority Report y me he llevado una grata sorpresa al encontrar símiles entre la ficción y la realidad que tienen que ver con el desarrollo tecnológico. Lo más desconcertante ha sido ver que ya existen como: los anuncios personalizados, los coches autónomos, simuladores de realidad virtual, las mochilas voladoras al estilo la flyboard de Franky Zapata y otras que aún no he visto como las armas de ondas expansivas y las arañas- espía.

Pues bien, si recuerdas el argumento de Minority report es un mundo ideal sin crímenes en la que la capital de EEUU se convierte en una zona experimental de un nuevo sistema de justicia preventiva.

El sistema de prevención del crimen está basado en un oráculo de tres personas con un don de premonición que consigue conocer los detalles de todos los crímenes que van a cometerse. A partir de ahí, una brigada especial es capaz de preveer el tiempo que necesita para interrumpir el crimen y detener al criminal.

Sin embargo, como todas las utopías, no es perfecta. El sistema de justicia predictiva del Departamento Precrimen falla en un concepto fundamental de la filosofía: ¿soy dueña de mi destino? Quiero decir, si en el momento de cometer un crimen pasional lo pienso mejor y no lo hago, ¿puedo ser castigada por eso?

En el derecho penal español se castiga tanto la consumación del delito como su tentativa. Es necesario probar que se han llevado a cabo las acciones previas necesarias para cometer el crimen en caso de tentativa. 

Pero en esta situación hipotética que plantea la película de Minority report el momento de la detención es siempre previo a la ejecución lo que deja esta cuestión del destino en el aire.

En esta película la figura del juez no es un robot pero es cierto que pasa a ser un funcionario del sistema judicial que se guía por las pruebas aportadas por el departamento Precrimen, por lo que el caso queda fuera del control de la persona imparcial que debe juzgarlo. Todo está ligado a la maquinaria de algoritmos creada en base a la visión obtenida por los tres pre-cognocentes. Y que, lógicamente, no es perfecta. 

¿Sería posible un sistema de justicia universal gracias a la tecnología?

Quizás no quede mucho tiempo para crear un sistema de justicia efectivo, al estilo las disputas online de los grandes plataformas como Ebay, Aliexpress o PayPal. Al menos esa es la esperanza del abogado colombiano Nicolás Lozada. Te invito a escuchar su charla TED más abajo.

Y está claro que si se crea un proyecto de transformación digital adecuado para la justicia el oficio de la abogacía y otros profesionales del derecho será más de acompañamiento y revisión de casos, porque el resto podrá predecirse por los algoritmos. Pero lo importante es que la justicia podrá democratizarse de forma que más personas accedan a ella.


Las películas que mejor retratan el futuro de las máquinas

En fin, si tú también eres tan friki de la informática, la robótica y la justicia como yo te recomiendo un par de imprescindibles en tu lista de películas pendientes; algunas ya las he citado antes:

– Matrix (1999), si te encanta, que sepas que es una saga.

– Yo, robot (2004)

– El hombre bicentenario (1999)

– Minority Report (2002)


Cuéntame qué te parecen, qué crees de los jueces- robots y cómo influirán en nuestras vidas aquí o en redes sociales.

¡Hasta pronto! 💜✨

Preferencias de privacidad

Cuando visitas esta web puede almacenarse cierta información, las cookies, en tu navegador con el objetivo de que facilitar el buen funcionamiento de la web. Puedes actualizar tus preferencias en cualquier momento pero si no permites algunas cookies puede impactar en tu experiencia de usuario. Consulta toda la política de privacidad aquí [crocal_privacy_policy_page_link]

Click to enable/disable Google Analytics tracking code.
Click to enable/disable Google Fonts.
Click to enable/disable Google Maps.
Click to enable/disable video embeds.
 
Este blog usa cookies para que funcione correctamente. Puedes definir tus preferencias de privacidad o aceptar las cookies. ¡Gracias!
error: ¡Hola! Este contenido está protegido por un encantamiento de Hermione Granger. Sigue practicando con la varita.